Actor de origen dominicano encarna a Diego en la película “Dora y la Ciudad Perdida de Oro”

10

Actor de origen dominicano encarna a Diego en la película “Dora y la Ciudad Perdida de Oro”

Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK._ El actor de origen dominicano, Jeffrey Wahlberg, encarna a Diego, el primo de la súper heroína exploradora latina en la película “Dora y la Ciudad Perdida de Oro” (Dora and the Lost City of Gold), que se estrenó mundialmente y con gran éxito el viernes 9 de agosto.

Jeffrey, es hijo de madre dominicana y padre estadounidense, pero el nombre de su progenitora no se ha dado a conocer, desconociéndose la razón.

Su padre es Jim Wahlberg y sus tíos son Mark y Donnie Wahlberg.

El actor, es definido por los críticos de cine como un ambicioso y entusiasta joven de 23 años de edad, que con esta producción hace su debut en la pantalla grande.

Wahlberg es parte de un elenco latino en la película, en el que figuran Danny Trejo y Benicio Del Toro, creando un nuevo y emocionante estilo de las producciones cinematográficas infantiles.

Los éxitos de actuaciones de Wahlberg se extienden mucho más allá del crédito de sus tíos o su apellido.

El año pasado, el joven actor dirigió un elenco que presentó a Rashida Jones y James Franco en el misterioso y emotivo drama de un pueblo pequeño “Don’t Come Back from the Moon” NO Vuelva desde la Luna).

También interpretó al príncipe en la película de ciencia ficción “Future World” (Mundo Futuro).

Su colección de trabajos muestra que no es ajeno al mundo de la fantasía y la acción. Tiene una mezcla de carisma y disposición para lanzarse de lleno a nuevos proyectos, que es lo que hace que Wahlberg se destaque mientras continúa forjando su propio camino como intérprete.

En “Dora y la Ciudad Perdida de Oro”, la versión de Wahlberg del papel de Diego, un personaje de dibujos animados para niños, se expande en la historia de un adolescente que simplemente quiere impresionar a sus amigos y mantener su reputación bajo control.

Todo esto se desequilibra cuando su prima, Dora interpretada por la actriz Isabela Moner, se muda a la jungla para quedarse por un tiempo indefinido.

“Me siento muy afortunado de poder interpretarlo», dijo Wahlberg en una entrevista con el medio Remezcla. Describió a los personajes de Dora y Diego como jóvenes aventureros inseparables que siguieron siendo mejores amigos hasta los 6 años de edad, cuando Diego y su familia se mudaron a la ciudad.

Después de que los padres de Dora, papeles encarnados por Eva Longoria y Michael Peña, se embarcan en una misión a las ruinas ficticias de Parapata, Dora es enviada a quedarse con la familia de su primo hasta que regresen, lo que la marca la primera vez que abandona la selva.

«Diego es inseguro y está enfocado en ser el señor Cool, así que ella arruina por completo lo que está pasando en su escuela», explica el actor de origen dominicano sobre el argumento.

“Junto con el choque cultural, nuestra heroína debe reparar una relación tensa con Diego”, dijo.

Los dos primos, después de estar separados durante más de media década y criados en sociedades muy diferentes, tienen dificultades para reavivar su amistad que deben desarrollar en el transcurso de la película para lograr objetivos mutuos.

«Diego es inseguro y se enfoca en ser el Sr. Cool, por lo que ella arruina por completo lo que está pasando en su escuela», explica Wahlberg.

Dora y Diego, con sus amigos, sus compañeros animales y el misterioso recién llegado Alejandro interpretado por Eugenio Derbez, se embarcan en una aventura para descubrir cosas nuevas y salvar el día. Esto es, según Wahlberg, donde los cinéfilos ven al verdadero Diego comenzar a brillar nuevamente.

«Lo vemos cambiar mucho en el transcurso de esta película, y realmente comienza a aprender cómo ponerse en contacto con su familia y su hogar en la selva, todo es parte de él», agrega.

«Es donde se crió, por lo que tiene que volver a conectarse con él para seguir adelante».

Hay una sensación de familiaridad en esta historia para muchas personas latinas, especialmente los de primera generación e inmigrantes.

Siempre hay una sensación de desconexión en situaciones como la de Diego, ya sea a través de movimientos de larga distancia o asimilando otras culturas.

El rodaje llevó al actor de todo el mundo a Australia, lo que, según Wahlberg, fue una aventura y una emoción de experimentar. «Soy un chico secreto de la naturaleza, así que puedo entretenerme con flores, hermosos árboles y el cielo», agrega.

Pero ninguna jungla viene sin sus dificultades. A pesar de toda su belleza, la supervivencia dentro de la parte húmeda y, a menudo, inexplorada, las partes de la naturaleza pueden ser un poco arriesgadas en un set en vivo.

«Debes ser consciente de dónde pisas, qué deja lo que estés tocando», dice Wahlberg. «Pero fue divertido, es como una descarga de adrenalina, y fue hermoso».

La película presenta conjuntos masivos y detallados llenos de trampas y tesoros que los actores deben navegar, lo que significa que muchas de las piezas complejas fueron codiciadas entre el elenco y el equipo.

«No quisiera enojar a los dioses tomando nada», bromea Wahlberg. «Pero si me hubieran dejado, hay un latido rápido en la película donde vemos por primera vez los inicios del tesoro y hay una enorme esmeralda verde del tamaño de una pelota de baloncesto, y estaba tan fascinado por eso en el set que pensé, oh, quiero eso'».

Los próximos proyectos de Wahlberg siguen siendo un misterio, pero su turno como Diego podría ser exactamente lo que necesita para entrar realmente en el estrellato para el que tiene potencial.

Con mentores y una actitud como la suya, el actor está listo para ir a todos los lugares del mundo, según sus críticos.