Advierten «oficialismo» usaría 75,000 millones del Presupuento en campaña

7

Así se plantea en un análisis entregado a los bloques de diputados de los partidos Revolucionario Moderno (PRM), Alianza País (AP) y Frente Amplio (FA), en el que Bien Común señala cinco renglones del Proyecto de Presupuesto a los que el oficialismo podría dar un uso “discrecional en la contiendas de febrero y mayo”.

La mayor proporción de recursos se concentrarían en los proyectos de inversión por provincia, que superan los 55,800 millones, distribuidos principalmente entre obras de infraestructuras prometidas en años anteriores (no electorales) como planteles escolares, reconstrucción de hospitales, calles y avenidas, caminos vecinales, centros comunitarios, etc.

A esto, según la entidad, le siguen los recursos que, bajo el mismo concepto, se van a gastar bajo el criterio multiprovincial, y que corresponden a obras que a ejecutar en varias circunscripciones por valor de 8,911.6 millones de pesos adicionales.

“El Gobierno y el PLD están jugando con trampa. Y tienen un plan para usar el Presupuesto del 2020 para comprar voluntades y violentar el proceso democrático. No lo podemos permitir”, declaró el colectivo, que se mostró convencido de que la Junta Central Electoral (JCE) no está haciendo nada para evitar el uso fraudulento de los recursos públicos en la campaña.

A estos fondos, de acuerdo con el análisis de la organización, habría que añadir 2,253 millones de pesos “no transparentados correspondientes a proyectos de inversión territorial por provincias, previstos en el Ministerio de Obras Públicas para ‘desarrollo de infraestructura física de calles y avenidas’”.

Partida “discrecional” de casi 4,650 millones

En el documento se destaca, además, la partida para uso discrecional del presidente de la República, de casi 4,650 millones de pesos que el jefe del Estado “podrá usar a sus anchas” en las áreas, instituciones y provincias que estime conveniente.

Por otra parte, agrega la nota, “se estima que el gobierno gastaría unos 2,650 millones de pesos en publicidad y propaganda interna, sin contar los 600 millones de pesos adicionales que el PLD recibiría como transferencia de la JCE.

“Desde Bien Común llamamos a todas las fuerzas democráticas y a los observadores locales e internacionales para que tomen nota e iniciativas para evitar que el presidente Danilo Medina y el PLD vuelvan a violentar el proceso democrático aplicando de manera discrecional la chequera del Estado”, concluye el documento de la organización.EFE