Contactanos

Salud

Beneficios de hacer el amor antes y después de dormir

Publicado

  el

Aunque la edad, el estado físico y el contexto de cada individuo hacen que el momento que preferimos para tener sexo varíe, existen múltiples estudios que demuestran los grandes beneficios de hacer el amor antes y después de dormir.

Somos conscientes de que debemos establecer unas rutinas antes de irnos a la cama para descansar adecuadamente. Es importante tener un horario constante y una habitación bien ventilada. Nos ayuda hacer ejercicio de forma habitual, beber abundante agua y tomar cenas ligeras de fácil digestión. También debemos evitar las bebidas energéticas y acostarnos durante el día. Pero no le prestamos atención a cómo afectan nuestras actividades en pareja.

POR QUÉ ES BUENO PRACTICAR SEXO ANTES Y DESPUÉS DE DORMIR
Por supuesto, son muy conocidos los variados efectos positivos que tiene el sexo en nuestro cuerpo y nuestra mente. No solo mejora nuestra autoestima y la relación con nuestra pareja, sino que produce grandes beneficios en nuestro organismo y en nuestro estado físico.

Es por todos sabido que reduce los problemas de incontinencia, ayuda a prevenir el cáncer de próstata y fortalece el suelo pélvico. Además, gracias a las hormonas liberadas durante el acto, alejamos el estrés y la ansiedad. También aliviamos el dolor, gracias al efecto analgésico de algunas de ellas.

Menos conocido es que mejora nuestro sistema inmunológico y hasta nuestra piel. Aunque pocas personas se paran a pensarlo, el sexo nos puede ayudar a adelgazar, pues se queman una media de cien calorías por cada media hora de actividad sexual. Pero también varían sus efectos según la hora del día escogida para practicarlo.

Hacer el amor antes de dormir nos ayudará a descansar mejor. El cuerpo genera endorfinas, que tienen propiedades sedantes y analgésicas, y después del orgasmo los neurotransmisores entran en reposo. Esto hace que se accione una función reguladora del sueño, creando un efecto somnífero.

A pesar de que la mujer suele mantenerse más tiempo excitada, esto solo provocará que el efecto tarde un poco más en aparecer. Antes y después del orgasmo se liberan múltiples hormonas, entre las que se encuentran la oxitocina y la vasopresina. Las dos contrarrestan el efecto de otra hormona, el cortisol, que acumulamos durante el día por culpa del estrés y nos hace estar cansados. Lo cual favorece nuestro reposo y nos aleja de la depresión.

Dormir mejor también nos ayudará a evitar las antiestéticas ojeras. Otras dos hormonas liberadas durante el acto sexual son la serotonina y la norepinefrina. La primera facilita el sueño no-REM y la segunda el REM. La interacción entre ambas regula el ciclo del sueño.

Por: maxcolchon

¡Comenta!

Presidencia de la República

Publicidad

Evolución del Coronavirus (COVID-19)

Publicidad

    Translate this site »