Eligio Jáquez: apuesta del PRM es al cambio, no ala división que se observa en el PLD

70

El vicepresidente del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Eligio Jáquez, afirmó hoy que la gran apuesta de esa organización para las elecciones del próximo año es al cambio del modelo de gobierno, y no a los efectos de división y disolución que se observan en el partido de gobierno.

Jáquez, quien coordina la corriente Luis Abinader Presidente, LAP, del PRM, en las provincias de Santiago, Espaillat y Puerto Plata, puntualiza que el pueblo dominicano le dio una gran oportunidad al Partido de la Liberación Dominicana, que no supo aprovechar para erradicar viejas carencias como la falta de agua, apagones, insalubridad, desempleo, falta de calidad de la educación, desorden migratorio e inseguridad ciudadana.

“Cuando vamos para 20 años de sus gobiernos el PLD le deja una deuda pública que ha hipotecado el presente y el futuro del pueblo, han cobrado una gran cantidad de dinero de impuestos, mientras se mantiene ese cuadro de necesidades, quedando claro que su forma de gobernar fracasó y que se requiere  un conjunto de cambios, que son los que está proponiendo Luis para echar al país adelante”, expuso Jáquez.

“Esas propuestas de Luis por el cambio han conectado con elementales necesidades del pueblo, y ese es el gran propósito que no anima junto a otros sectores políticos y sociales que conforman una mayoría electoral”, expresó.

Dijo entonces que “no necesitamos beneficiarnos del deterioro del PLD, ellos se están consumiendo en su propia salsa y ese es su problema, al que no hay que hacerle propaganda porque está a la vista de todos”, advirtió al participar esta mañana en Telematutino, por el canal 11.

En lo referente a las primarias del próximo domingo dijo que en el PRM el proceso transcurrirá sin tensiones, y en un ambiente festivo y democrático, debido a la amplia ventaja con que cuenta Abinader.

Resaltó que la organización y el arbitraje de la Junta Central Electoral deben hacer una importante contribución en ese sentido.