Proponen al Gobierno asignar 14.820 pesos por mes a 1,6 millones de hogares.

20

SANTO DOMINGO.- Ante la crisis que enfrenta el país debido al coronavirus, el movimiento del Bien Común propuso la aprobación de un ingreso básico temporal de 14.820 pesos; la congelación de pagos de préstamos y cuotas de financiamiento por tres meses y la eliminación de ITBIS para productos básicos.

La capacitación también propuso un plan de blindaje laboral y una estricta supervisión de la política de control de precios para evitar la especulación sobre el costo de los alimentos básicos en supermercados, mercados y supermercados, así como suspender el Plan Nacional de Asfaltado, para tener más recursos para asignar a la salud.

Asimismo, propone mantener intactos los fondos del pago de vacaciones de los trabajadores, asignando compensaciones fiscales o subsidios a las empresas más pequeñas que no pueden pagar el costo.

En un documento, el bien común dice que la aplicación de un ingreso básico de 14,820 pesos beneficiaría a 1.6 millones de hogares, recursos que serían financiados por el Presupuesto General del Estado 2020, que faculta al Poder Ejecutivo, asegura, para agregar 0, 5% del PIB nominal al 1% de los ingresos corrientes estimados por el Gobierno destinados a cubrir contingencias debido a calamidades o emergencias públicas.

Las propuestas

También propuso reducir la carga impositiva sobre la clase media y los sectores empobrecidos, a través de dos "medidas concretas".

Una es eximir a los derivados lácteos, café en sus diferentes variedades, aceites, azúcares, cacao y chocolate del pago de ITBIS.

Además, elimine, durante tres meses, el pago de impuestos derivados de productos de higiene íntima femenina, particularmente toallas sanitarias, tampones, jabones, rasuradoras, entre otros.

El documento de propuestas económicas incluye la congelación de los pagos de intereses durante tres meses, ya sea hipotecarios, personales o de cualquier tipo, así como la congelación del pago de cuotas de financiación para la adquisición de bienes personales, como vehículos o electrodomésticos.

También sugirió un "control estricto" en los centros de suministro minorista, los mercados agrícolas informales y los puntos de distribución de ayuda pública, creando un protocolo común, de acuerdo con las medidas sanitarias aplicadas a nivel local, para garantizar que permanezcan operativos.

El movimiento aseguró que suspender el Plan Nacional de Asfalto que el Ministerio de Obras Públicas está ejecutando permitiría que 8,615.5 millones de pesos estén disponibles de inmediato para equipos y materiales en hospitales.

wj / am