Contacta con nosotros
entrega tu arma ilegal

Nacionales

CODUE llama a mantener y fortalecer el pensamiento y concepción de los Padres de la Patria

Publicado

en

CODUE llama a mantener y fortalecer el pensamiento y concepción de los Padres de la Patria

InformadoRD, SANTO DOMINGO.- Para el Consejo Dominicano de Unidad Evangélica (CODUE) es motivo de regocijo, la próxima celebración del 179 aniversario de la Independencia Nacional, como el evento histórico que define y nos da autodeterminación como dominicanos y que fortalece y da sentido e identidad a nuestra nación.

“Motivamos no solamente celebrar sino pensar y reflexionar acerca del presente y el futuro de la nación para los próximos años, así como también a mantener y fortalecer el pensamiento y concepción de los Padres de la Patria, de modo que afiancemos nuestros valores, costumbres y principios que nos definen como dominicanos que amamos nuestra nación”,  señaló el pastor Feliciano Lacen Custodio, presidente de la entidad.

El pastor dijo mediante un anota de prensa, que la iglesia de hoy nunca se había visto con tantas amenazas como son el relativismo, culto a la personalidad, deseo de poder y grandeza y el fenómeno de las comparaciones. Cosas como estas hacen débil nuestra fe. Debemos continuar haciendo nuestra encomienda de reconciliar al mundo con Dios.

Fe, misión y realidad social

“Debemos mantener y ejercitar la fe y la esperanza, acerca de la misión que deben realizar los cristianos en la comunicación y propagación de un mensaje más efectivo, a fin de que los dominicanos busquen a Dios en espíritu y verdad; que Jesús, sea el modelo a seguir para construir una nación más justa, próspera, humana, solidaria y de convivencia pacífica”, manifestó Lacen Custodio.

Agregó, que “como comunidad de fe, estamos convencidos que la violencia, la criminalidad, los homicidios, la falta de valores, las limitaciones de la seguridad social, y otros males sociales aumentan cada día entre los sectores más vulnerables, por lo que todos, gobernantes y gobernados, están en el compromiso de “aportar su granito de arena”, y junto al gobierno de turno afrontar con eficacia estos males producto de las acciones pecaminosas y egoístas de los seres humanos”.

La comunidad cristiana esta llamada a cooperar y fortalecer la democracia que en estos momentos se ve amenaza en la región por los grupos políticos, económicos y culturales, estos que pretenden imponer “ideologías modernas” que atentan contra la moral y las buenas costumbres. Esto nos motiva e invita como persona de fe a seguir promoviendo el respeto de los derechos humanos, trabajar para seguir abogando para el cumplimiento de la Constitución y las leyes contra el abuso y poder desmedido.

Sociedad enferma, rescate y valores patrios

Una inquietud generalizada es el desgarramiento social, expresado en el deterioro social y espiritual, la violencia, crímenes, desorden, la destrucción de los cimientos de la familia, del entorno social y ambiental. Como comunidad cristiana protestante, no debemos permitir que la agenda social global trace pautas y nos empuje hacia una “tormenta destructora”, como lava volcánica que destruye a su paso la vida natural.

Asimismo señaló que: “Frente a todas estas incógnitas y situaciones adversas de la vida, estamos conscientes que hace falta establecer más programas educativos de calidad basados en valores que vengan desde el seno del hogar, la escuela, las instituciones de educación pre y universitaria.

“Esto nos conduce cada día a continuar nuestra tarea pastoral, ofreciendo plegarias al Altísimo por el pueblo dominicano, para que Dios ayude a que nuestras autoridades sean conscientes de su rol histórico del momento, en la preservación de nuestra identidad y los valores patrios”, apuntó.

Consejos al liderazgo político

Exhortaron al liderazgo político del país a que se coloque más allá de las ambiciones personales, a enfrentar a los dioses que han sido creados con la ambición de poder, la corrupción, y la impunidad. Sin dejar de mencionar los efectos económicos del Covid 19 y las consecuencias de los conflictos de guerra entre las principales potencias del mundo.

“Aspiramos a un sistema judicial que ofrezca una respuesta adecuada, a la altura de las actuales circunstancias y que sea verdaderamente independiente del presupuesto, que no esté bajo el amplio dominio discrecional del Poder Ejecutivo. Procurar una sociedad justa donde se promueva la equidad”, dijo Feliciano Lacen.

Familia y voz profética

Mantener la fe y esperanza en el fortalecimiento del matrimonio como la institución entre un hombre y una mujer, matrimonios que sigan alcanzando la bendición y la gracia de Dios, el camino de la felicidad y de la prosperidad entre las relaciones heterosexuales.

“Como iglesia debemos mantener nuestra voz profética sin permitir distracciones como las que hoy amenazan. Estamos convencidos que la fe de Dios en nuestros corazones será capaz de mover montañas y llevarnos por mejores caminos. Como he expresado en cada momento mantenemos la fe y esperanza de que el pueblo evangélico, protestante y en sentido general, seguirán creciendo, fomentando con acciones de amor y buenas obras la unidad en Jesús, contribuyendo a cambiar la cultura de odio y violencia social por una cultura de amor, paz, entendimiento y perdón”,afirmó.

Trabajo socio-espiritual

El CODUE entiende que la sociedad dominicana incluyendo las iglesias, necesitan adentrarse en cambios espirituales y morales, por lo que motivamos a las congregaciones cristianas a seguir trabajando para producir las transformaciones que la nación necesita. Seguir desarrollando acciones de predicación de las buenas noticias del evangelio, el discipulado formativo integral.

“Continuaremos nuestra labor pastoral en las comunidades, enfatizando en los aspectos educativos a través de los colegios y escuelas; los servicios de salud y sus diferentes especialidades en centros, clínicas, dispensarios, los cuales son administrados por personas con vocación de servicio y amor cristiano”, apuntó.

Aseguraron que la iglesia cristiana seguirá su misión de formar en valores, trabajar con la niñez en comunidades vulnerables, con los jóvenes, adultos, por medio de las iglesias, asociaciones cristianas, entidades de servicio comunitario, con el objetivo de extender el “reino de Dios”, como la forma de vivir y dar testimonio de la realidad del señorío de Cristo en los espacios de influencia social.

Clic para comentar

Dejar Un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *